<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Apr 25, 2020
  • 04-26-2020 - 3er Domingo de Pascua
  • Listen:
  • Bueno, hemos recibido la palabra de que pronto podremos abrir las puertas de la Misa de nuevo, aunque suena como si hubiera algunas restricciones SEVERAS en cómo lo hacemos. Espero aprender más en los próximos días, pero sé que no sucederá hasta después de este próximo fin de semana. Compartiré con ustedes más a medida que lo entienda.
    +++++
    Lectura:
    Hechos 2:24 y 1 Pedro 1:20-21
    Escribir:
    Pero Dios lo resucitó, rompiendo las ataduras de la muerte, ya que no era posible que la muerte lo retuviera bajo su dominio.
    Por Cristo, ustedes creen en Dios, quien lo resucitó de entre los muertos y lo llenó de gloria, a fin de que la fe de ustedes sea también esperanza en Dios.
    Reflexionar:
    Hubo un énfasis en la iglesia primitiva en la Resurrección. Esto está claro tanto en los Hechos de los Apóstoles, como en la carta de San Pedro de hoy.
    Pero esto no parece ser tan fácil como el caso en nuestros tiempos modernos. Hay demasiadas personas que quieren descartar el milagro de la resurrección como alguna de las historias establecidas por la iglesia primitiva para convencer a la gente a seguir el camino del cristianismo.
    Pero esta es una idea tan ridícula que nos resulta difícil luchar contra ella. Hay demasiadas personas que están dispuestas a descartar milagros, porque no confían en nada que no puedan explicar científicamente. La verdadera tragedia, como un poco de lado, es que estas objeciones pseudocientíficas al cristianismo han ocurrido debido a la distorsión de la historia del cristianismo y la ciencia.
    Sin entrar en una gran cantidad de detalles, no tendríamos ciencia moderna si no fuera por la iglesia. Pero si comienzo a hablar de eso, me distraerá demasiado del punto principal que quiero hacer hoy.
    Ese punto principal es que la iglesia primitiva proclamó la resurrección sin compromiso, ni disculpas. Fue, es y debe ser, el punto número uno en cada declaración que hacemos con respecto a los hechos de nuestra fe.
    La historia me fue contada de alguien que estaba tratando de convencer a la gente del ateísmo comunista. Pensó que había presentado un argumento incuestionable contra el cristianismo. Así que, cuando terminó, invitó a cualquiera a tratar de refutar lo que dijo. Un joven sacerdote ortodoxo se acercó al micrófono.
    El comunista, antes de salir del camino, dijo con desprecio a este sacerdote “no se tarda demasiado”. La respuesta del sacerdote al comunista fue “oh, no tomaré mucho tiempo”. Luego se acercó al micrófono, levantó las manos y dijo: "¡Cristo ha resucitado!" Y todo el pueblo respondió: "¡verdaderamente ha resucitado!" ¿a dónde ha ido hoy esa convicción de la verdad del cristianismo?
    En México, había algo similar con ese grito del movimiento Cristeros: "¡Viva Cristo Rey!"
    Aplicar:
    Lamentablemente, en nuestros días, en nuestra sociedad, no estoy seguro de que alguien reciba el mismo tipo de aclamación a una declaración tan simple como "Cristo ha resucitado". O “¡Viva Cristo Rey!” Mucha de nuestra sociedad quiere que pongamos nuestra fe sólo en la iglesia, y tal vez en el hogar. Pero para sacarla al espacio público, se ve como de alguna manera… no es una cosa digna de hacer. Incluso el presidente Trump fue criticado por algunos por hacer una declaración de Pascua este año.
    En este tiempo, cuando estamos limitados en nuestra capacidad de reunirnos para orar, creo que es aún más importante que estemos dispuestos a hacer este tipo de declaraciones de fe en la esfera pública.
    Sí, esto llevó a muchos de los primeros cristianos a su muerte. Esto significaba que muchos otros eran marginados, incluso en sus propias familias. Pero Jesús nos advirtió que eso iba a suceder: Padre contra hijo, madre contra hija, etcétera. Incluso las familias serían divididas debido a la decisión de seguir a Cristo, muerto pero resucitado. Esta es la declaración de fe que necesita ser escuchada nuevamente en nuestro mundo.
    Sí, hay otras ideas importantes, pero ninguna de ellas debe elevarse al nivel de la predicación de Cristo crucificado y resucitado. De alguna manera, es nuestra propia culpa que hayamos abandonado la predicación de la resurrección. Nos hemos permitido que nosotros mismos como el pueblo de Dios se distraigan por las cosas de este mundo.
    ¿Qué significa el llamado de Dios a la santidad? Creo, ante todo, QUE DEBE ser como lo hizo la iglesia primitiva, es decir, predicar la resurrección de Jesús. Sin que la gente entienda eso, y que este mundo está destinado a que aprendamos lo que significa la resurrección, todas las otras cosas buenas que la iglesia hace son sólo trabajo social. Ahora bien, admito, los tipos de trabajo social que realiza la iglesia son importantes, pero nada es más importante que proclamar la resurrección.
    Este es el mensaje eterno del Domingo de Pascua, y la época de Pascua. Por favor, Dios, ayúdanos a volver al mensaje primario de la resurrección de Cristo.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search