<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Feb 02, 2020
  • 02-02-2020 - Fiesta de la Presentación del Señor
  • Listen:
  • Lectura:
    Malaquías 2:17 – 3:4
    Escribir:
    Ustedes cansan a Yahvé con sus palabras. —Dicen: “ ¿En qué le cansamos?” —Cuando afirman: “Él Señor aprueba al que hace el mal, lo acepta complacido;” o también: “¿Dónde está el Dios justo?”
    Reflexionar:
    Sé que personalmente estoy cansado de oír hablar de todos estos escándalos que están sucediendo con respecto a los sacerdotes, pero hubo más de eso en las noticias esta última semana. También sé que estoy cansado de escuchar de todos los... perversiones en la sociedad en lo que respecta a la sexualidad. Lo que puede no ser obvio para todos ustedes es que estos dos elementos están relacionados. ¿Cuál es la relación y por qué estoy hablando de ello de nuevo este fin de semana?
    Tiene que ver con el primer versículo antes de nuestra lectura de Malaquías. Fue Malaquías, capítulo 2, versículo 17 (leerlo). Los malhechores están cometiendo el mal. ¡Eso es lo que significa la palabra! Pero hay algunas personas que quieren insistir en que, debido a que Dios es un Dios misericordioso, no condenará a nadie al infierno por toda la eternidad. Pero esto va completamente en contra de lo que dice la Escritura y lo que dice el sentido común. Si no te arrepientes de las cosas que has hecho, ¡no querrás estar ante Dios donde él es el juez justo!
    Esto es lo que nos dice nuestra lectura de hoy. Dios está listo, y ha estado listo, para liberar su juicio sobre un mundo que no entiende los riesgos que están tomando. He dicho antes que quiero ver la misericordia de Dios, no quiero caer ante su justicia. La lectura de Malaquías, como dije, procede del versículo que cité. No quiero quedarme aquí y repetir las palabras exactas que ya has oído, pero creo que presta atención.
    Va a haber un juicio final. El resultado de ello será una purificación. Y, como Malaquías dice, primaria entre la purificación será los Levitas, quienes eran los sacerdotes en el templo. Entonces, ¿qué significa esto para nosotros? Debería sorprendernos que Dios está empezando esta purificación mediante la purificación del sacerdocio? Y cuando el resto de suceder esto?
    Estoy cada vez más convencido de que estamos al borde de un gran cambio en la forma en que se forma nuestra sociedad. La degradación de la dignidad de la persona humana que está sucediendo a causa de las inmoralidades sexuales, y la falta de respeto por la vida misma, tanto en el vientre, como en los ancianos, es una clara indicación, para mí, de que nos dirigimos a la destrucción y la reforma de la sociedad que nos rodea.
    Las cosas están a punto de desmoronarse. Cuando será eso? No tengo una respuesta. Pero me veo en todos los… basura… que nuestra sociedad presenta como con la moral y buenas y, a continuación, observe la forma en que tratan a la iglesia, todo lo que puedo concluir es que los problemas son tan lejos por el camino de la destrucción que no creo que dará la vuelta antes de que exista un destructivo desmoronamiento de lo que vemos en nuestra sociedad.
    Aplicar:
    ¿Cómo vamos a vivir? Creo que debemos redoblar nuestros esfuerzos para santificar nuestra vida. No hay más tiempo para que vivimos de manera azarosa nuestra fe. Es hora de que nos lo tomemos en serio. Porque llegará un momento en que seremos desafiados a hacerlo, y será muy difícil hacerlo. Se acerca un momento, y ya está aquí, cuando será más fácil simplemente alejar sea de la iglesia.
    Esto lo vemos con demasiada frecuencia ocurre en nuestro día. Miren a su alrededor a sus propias familias y amigos. ¿Cuántos de ellos han escogido a pie desde cualquier parte de la iglesia. ¿Por qué es eso? Parte de ello es debido a los escándalos. Parte de ello es porque nuestra sociedad no admite la fe, y actuando en la fe – es decir, próximos a la iglesia. Muchas personas encuentran más fácil quedarte en casa. Y las razones para ello son casi tan variados como el número de personas que han elegido a pie.
    Cada uno de nosotros tiene una razón por la que nos quedamos. Cada uno de ellos tiene una razón por la que se fueron. Pero llega un momento en que todas estas razones se pondrán a prueba. Se acerca un momento en que será más difícil quedarse que irse. Pero entonces, las cosas cambiarán.
    ¿Seguiremos aquí cuando esas cosas cambien? No sé. Pero lo que sí sé, de lo que estoy convencido, es que si no nos mantenemos firmes con lo que Dios nos ha mostrado es verdad, probablemente estaremos entre los que se van.
    Malaquías habla de una purificación. Como el oro y la plata que se prueban en el fuego. Nos dirigimos a este tipo de prueba purificadora; de hecho, creo que estamos en el medio de ella en este momento. No al principio, sino en el medio.
    Aquí, en esta fiesta de la Presentación del Señor, se nos recuerda que Jesús no vino sólo para hacernos sentir bien, vino a llamarnos a la santidad por encima de todo lo demás. Fracasamos al vivir esa santidad, y por eso nos ofrece su misericordia. Pero si no aceptamos su misericordia, y crecemos en santidad, en cambio enfrentaremos su justicia. Y será un fuego furioso.
    ruegue/alabanza:
    Señor Jesús, hay muchos falsos maestros que hoy están tratando de decirnos que todo está bien. Que tu misericordia está por encima de todas las cosas. Si bien es cierto en un sentido, sabemos que eres Dios justo y santo. Nos ayude a escuchar su llamada a la santidad que podamos ser capaces de resistir contra los poderes de las tinieblas, que son tan pervertir a nuestra sociedad.
    Danos todo el valor que necesitamos para estar en tu santidad. Su santidad es un fuego furioso. Aléjate de nosotros todo lo que no es santo para que podamos estar en tu gracia y santidad. Guárdenos fiel, guárdenos seguro, guárdenos santo, guárdenos en sus manos sagradas y protectoras manos.
    A medida que crecemos en santidad, ayúdanos a mantener nuestros ojos fijos en ti, pero también en aquellos que no están creciendo en santidad para que podamos hablarles de tu llamada, de tu misericordia, de tu amor infinito y del fuego furioso que es tu amor. Ayúdanos a atraer al mundo de vuelta a tu santidad. Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search