<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Nov 24, 2019
  • 11-24-2019 - Fiesta de Cristo Rey Universal
  • Listen:
  • Lectura:
    Josué 24:15
    Escribir:
    "Si es desagradable para servir al Señor, elige hoy a quien va a servir, los dioses que sus antepasados sirvieron más allá del río o los dioses de los amorreos en cuyo país vivienda. En cuanto a mí y mi casa, serviremos al Señor".
    Reflexionar:
    Josué, Yeshua, Jesús… Los tres son el mismo nombre. La mejor definición parece ser que significa "Dios entrega" o "Dios salva".
    ¿Por qué menciono esto? Porque el único que realmente puede salvarnos es el rey. Hoy celebramos la fiesta de Cristo Rey. Y nuestro rey nos ha salvado.
    Esto requiere de nosotros una respuesta. Y debe ser una respuesta proporcional a lo que se ha ofrecido en nuestra salvación. Josué, del Antiguo Testamento, fue el hombre que sucedió a Moisés. El es el que trajo a los israelitas a la Tierra Prometida. Fue él quien lideró la pelea, pero no fue una gran pelea, contra Jericó.
    Estaba viendo la obra de Dios en todas las cosas que lo llevó a presentarse ante la nación entera de Israel y hacer la declaración que he citado.
    En nuestro mundo de hoy, hay demasiadas personas que parecen estar disgustadas por la idea de servir al Señor. Josué nos desafía hoy al desafiar a la gente en su época: "a quién servirás... En cuanto a mí y a mi casa, serviremos al Señor".
    ¿Es Jesús digno de tal servicio y devoción? ¿Es digno de que se le dé el título de Rey? ¿Es digno de ser llamado nuestro Señor? Durante 2000 años los cristianos han hecho esta afirmación. En el mundo que nos rodea hoy, parece que muy pocas personas están dispuestas a apoyarse en esa simple afirmación. La historia del Beato Miguel Pro es bien conocida. Sus últimas palabras antes de que el pelotón de fusilamiento le disparara necesitan resonar en los corazones de todos los que dicen seguir a Cristo. ¿Cuáles fueron esas palabras?
    ¡Viva Cristo Rey! (Pausa) En cuanto a mí y a mi casa, ¡serviremos al Señor!
    Aplicar:
    Estas declaraciones no son meros eslóganes. Si no llegan a lo más profundo de tu corazón, y te instan a una devoción más poderosa a Jesús, entonces, honestamente, tengo algunas preocupaciones por tu alma. Dios sabe que no significa que tal devoción sea perfecta y nunca se rinde.
    No es poca cosa declarar que Jesucristo es Rey. No es poca cosa nombrarlo Señor de tu vida. No es poca cosa decir que le servirás. No, es una gran cosa. Es lo mejor en el mayor servicio que cualquiera de nosotros puede hacer.
    Tenemos aquí alrededor de esta silla (que hemos convertido en trono) las velas que representan a los que han muerto en este último año que anteriormente estaban alrededor del altar. Nuestra oración es que todos ellos se hayan acercado al trono de la misericordia, el trono de la gracia. Que han terminado su camino y están con la gloria de Dios que es Jesús nuestro Rey Resucitado.
    Y oramos para que oren por nosotros al procurar servir al Señor con todo nuestro corazón; para hacerlo vivir como Cristo Rey en el corazón de nuestros corazones.
    Como dije, hay demasiada gente hoy en día que trata esto como algo casual. La próxima semana comenzamos la gran temporada de Adviento. Mi oración es que hagas este Adviento (un tiempo que significa "venir", y nos hace pensar en "preparación") que invitarías al Rey al hogar de tu corazón. Déjalo venir.
    Deje que el Rey victorioso que ha vencido el pecado y la muerte, el único merecedor de nuestro servicio nos atraen más profundo en una relación donde podemos conocer también el placer de servir a nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, Rey del universo.
    Ruegue / Alabanza:
    Jesús, Salvador, Rey Invencible, hoy venimos a ti conociendo nuestra propia debilidad por poder comprometer nuestro corazón plenamente hacia ti. Como Josué advirtió a los israelitas, hoy también hay muchos dioses que nos distraerían del servicio bueno y apropiado a ustedes.
    Ayúdanos a cada uno de nosotros mientras recitamos el credo de la iglesia para desterrar de nuestras mentes y corazones todas las falsedades de este mundo que podamos darte libremente el honor y la gloria que es tu debido como el único Rey legítimo de nuestros corazones , de nuestra iglesia, de nuestra nación, de nuestro mundo.
    Ayúdanos a estar ante el mundo con la convicción de los mártires. Ayúdanos a ser como Josué, quien dijo "en cuanto a mí y a mi casa, serviremos al Señor". Ayúdanos a ser como San Lorenzo, que fue quemado vivo por el tesoro de la iglesia, que era el pobre. Ayúdanos a ser como St. Policarpo que fue quemado vivo pero olía a pan para hornear. Ayúdanos a ser como el Beato Miguel Pro que tuvo el valor de simplemente declarar "Viva Cristo Rey." Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search