<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Oct 20, 2019
  • 10-20-2019 - 29o Domingo del Tiempo Ordinario
  • Listen:
  • Lectura:
    Lucas 18:1, 8
    Escribir:
    En aquel tiempo, para enseñar a sus discípulos la necesidad de orar siempre y sin desfallecer, Jesús les propuso esta parábola… Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿creen ustedes que encontrará fe sobre la tierra?
    Reflexionar:
    Tengo que admitir que esta última línea del Evangelio hoy me ha causado... confusión. Al principio parece estar fuera de lugar. Aquí Jesús está hablando de la necesidad de una oración constante, y luego salta a lo que sólo puedo asumir que es una acusación de infidelidad. Afortunadamente, en la historia de la iglesia ha habido grandes santos que han sido capaces de descubrir un buen significado para este versículo.
    San Agustín escribió: "Nuestro Señor añade esto para mostrar, que cuando la fe falla, la oración muere. Para orar entonces, debemos tener fe, y que nuestra fe no falle, debemos orar. La fe derrama la oración, y el derramamiento del corazón en la oración da firmeza a la fe." Dicho de otra manera: si tenemos fe, oraremos; si oramos nuestra fe se hará más fuerte; si somos más fuertes tanto en la oración como en la fe, nada se nos impedirá.
    Esto no es COMO hemos tenido éxito en la fe, pero porque hemos TENIDO ÉXITO en la fe; nos hemos alineado con la voluntad de Dios. El éxito que tenemos en la fe nos lleva más profundo a la relación con Dios y permite a nuestro rezo tener más éxito porque es el rezo que está de acuerdo con la voluntad de Dios.
    Todo esto está bien, pero ¿qué tiene que ver eso con esa última línea del Evangelio “Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿creen ustedes que encontrará fe sobre la tierra?” San Beda nos da una respuesta a eso. Y no es una respuesta que nos gustaría. "Cuando el Creador Todopoderoso aparezca en la forma del Hijo del hombre, tan escaso será el elegido, que no tanto los gritos de los fieles como la apatía de los demás acelerarán la caída del mundo. Nuestro Señor habla entonces como dudoso, no es que él realmente está en duda, pero para reprobarnos…"
    Aplicar:
    ¿Cómo oyes esta advertencia? Aquellos de ustedes que tienen familiares que han considerado apropiados alejarse de la fe probablemente están muy preocupados por lo que están escuchando aquí. ¡Y deberías estarlo! Esta sección del Evangelio de Lucas está justo al comienzo de toda una serie de parábolas que Lucas registra, y luego se mueve a la Pasión de Jesús. Así que esta es una sección que trata sobre el principio del fin. No sólo de la vida terrenal de Jesús, sino del comienzo del fin de la vida terrenal por completo.
    Miramos alrededor de nuestra sociedad hoy en día y hay tanta gente llena de apatía con respecto a tantas cosas diferentes. Creo que esto es lo que está causando tanta lucha en nuestra sociedad hoy en día. Debido a que no estamos hechos para vivir en apatía, sino con propósito, necesitamos encontrar un propósito digno de cómo Dios nos hizo. Obviamente, eso reside en vivir una vida de fe.
    Pero el mundo que nos rodea no quiere oír hablar de eso. Pero el juicio de Dios es, sin embargo, verdadero y exigente. Dios no tolera a los tontos. Dios no tolera ser puesto en segundo lugar. Dios no tolera ser despedido por ninguna razón. El hecho de que a algunas personas les resulte fácil despedir a Dios es una señal de que el momento en que Jesús nos advierte con la pregunta al final del Evangelio está justo delante de nosotros.
    Ahora, no estoy haciendo ninguna predicción sobre el fin del mundo. Hemos visto este tipo de veces a menudo en la historia de la iglesia. Pero deberíamos encontrarnos muy preocupados. Preocupados por aquellos que amamos; preocupados por aquellos que odiamos; preocupados por nosotros mismos.
    Estos son los últimos días. Por cada uno de nosotros. Nos estamos acercando a nuestro último día. No sabemos cuándo estará ese día aquí, o si vendrá para toda la humanidad durante nuestra vida, o sólo para nosotros mismos en la muerte. Pero tenemos que estar listos. Necesitamos ser un pueblo de fe. Y lo que es más importante, necesitamos ser un pueblo de oración.
    Para citar de nuevo a San Agustín: "Para orar, debemos tener fe; y para que nuestra fe no falle, debemos orar". De lo contrario, ¿encontrará el Hijo del Hombre fe en la tierra?
    ruegue/alabanza:
    Señor Jesús, nos has dado el don de la fe y la oración que lo acompaña. Nos ayude como fijamos nuestras mentes y nuestros corazones para que nuestra oración llena de fe, anticipando que va a responder a nuestras oraciones.
    Alinear nuestros pensamientos y nuestras oraciones con tus pensamientos y voluntad. Nos da la fuerza que necesitamos para buscar el derecho oraciones, para pedir las cosas correctas, a orar con fervor, con una esperanza de vida basado en la confianza en su amor.
    Usted quiere que nosotros para pedir grandes cosas. Así que Señor estoy pidiendo que sanar las relaciones de familias que han sido destrozadas por nuestra cultura. Sanar los corazones de aquellos que se alejaron de la iglesia pensando que realmente no tienen lugar aquí. Sanar los corazones que han crecido frío a causa de la apatía. Sanar los corazones que han crecido amargo porque de algún daño que han recibido. Sanar los corazones que largo dedicado a usted. Y hacer que todos los corazones arden con esa devoción. Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search