<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Oct 13, 2019
  • 10-13-2019 - 28o Domingo en Tiempo Ordinario
  • Listen:
  • Lectura:
    2 Timoteo 2:11-13
    Escribir:
    Es verdad lo que decimos: "Si morimos con él, viviremos con él; si nos mantenemos firmes, reinaremos con él; si lo negamos, él también nos negará; si le somos infieles, él permanece fiel, porque no puede contradecirse a sí mismo".
    Reflexionar:
    ¿Notó qué diferente la última de aquellas líneas es? Los primeros dos son muy positivos. Si morimos con él … Si nos mantenemos firmes … Sin embargo, el tercero se hace muy oscuro. Si lo negamos … Pero en todos los tres de éstos, vemos una respuesta paralela de Jesús.
    Los dos primeros son una respuesta y una promesa de salvación. El tercero tiene una respuesta igualmente oscura a lo que se propone. Si lo negamos, nos negará.
    Así que los tres primeros versos de esta pequeña canción – y probablemente fue una canción en la época de San Pablo – hablan de la salvación y la condenación. Pero el último versículo no sigue ese mismo patrón. Sí, hay un paralelismo en el verso. Infiel contra fiel. O, para revertir eso, un amor eterno contra el amor fallido.
    En pocas palabras, toda la pieza es una canción que alaban la resistencia cristiana basada en la fidelidad del Señor.
    Este es el punto principal de la diferencia. Es, de manera oculta, un comentario sobre las virtudes teológicas de la esperanza y el amor de la fe.
    Aplicar:
    ¡Espere un minuto! ¿Cómo brinqué a las virtudes teológicas?
    La esperanza y la fe llegan a nosotros casi en el mismo instante, aunque creo que la esperanza es lo primero. Esperamos que el mensaje del Evangelio sea verdadero.
    Pero esto es lo que Pablo dijo justo al principio de esta lectura del segundo Timoteo. “Recuerda siempre que Jesucristo, … resucitó de entre los muertos, conforme al Evangelio que yo predico.” o “esto es lo que siempre predico, incluso cuando me pone encadenado.” Pero entonces dice una gran frase que debemos recordar: “a palabra de Dios no está encadenada.”
    Por eso tenemos esperanza. Y la esperanza está íntimamente ligada tanto a la fe como a la confianza en quién es Dios y en lo que prometió. Escuchen la canción de nuevo: “Si morimos con él, viviremos con él; si nos mantenemos firmes, reinaremos con él.”
    Y una vez que esta esperanza se establece en nuestros corazones, lleva a nuestra mente a seguir con fe. Y a medida que estos dos se unen a nuestros corazones y mentes, esperanza y fe, corazones y mentes, nos lleva al amor de Dios. Nos lleva a ser fieles.
    Recuerden: el amor de Dios no puede ser destruido o retenido de nosotros. Por eso Jesús siempre permanecerá fiel. Pero entonces, también está la advertencia: “si lo negamos, él también nos negará.” Así que existe el riesgo de que fracasemos en la búsqueda del cielo. Podemos elegir negarlo. El resultado es que nos negará. Pero su amor por nosotros, su fidelidad, nunca cesa.
    Supongo que esto podría ser un poco difícil de entender en la mente de algunas personas. Y esa es la razón por la que algunas personas quieren pensar que Dios no dejará que nadie permanezca en el infierno por la eternidad. Pero debes entender que es por su amor que permitirá que la gente se vaya al infierno. Ya lo he dicho antes: será más doloroso para aquellas personas que están en el infierno permanecer cerca de Dios y de su amor que será para ellos huir de Dios y vivir en una eternidad lejos de él.
    Por lo tanto… como dice san Pablo presenta esta canción: “Es verdad lo que decimos:” Hemos muerto con Cristo, nos reinarán con Cristo, siempre que no lo niegan, o gire infiel a su amor.
    ruegue/alabanza:
    Señor Jesús, nos dijiste que podemos confiar en la constancia de tu amor, en tu fidelidad. Confiamos en eso en nuestra fragilidad. Conocemos nuestras propias vidas, pero tú nos conoces mejor. Sabemos que tenemos una tendencia a fracasar, a pecado. Pero conoces nuestros corazones y nuestro deseo de quedarte contigo.
    Danos el valor que necesitamos para dar la espalda a la infidelidad, al pecado, a cualquier cosa que nos lleve a negarte. Ayúdanos a vivir en las virtudes que nos has dado. Sólo con vuestra ayuda podremos tener éxito en vivir una vida dedicada a ti, en vivir una vida digna de ser llamado cristiano.
    Sólo por tu ayuda, por tu gracia, podemos tener alguna esperanza de reinar contigo para siempre en el cielo. Que la Reina de la Esperanza nos ayude hasta que lleguemos sanos y salvos a tu reino. Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search