<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Aug 04, 2019
  • 08-04-2019 18o Domingo de Tiempo Ordinario
  • Listen:
  • Lectura:
    Eclesiastés 1:2
    Escribir:
    Todas las cosas, absolutamente todas, son vana ilusión.
    Reflexionar:
    A lo largo del libro de Eclesiastés, hay un escepticismo casi implacable– sobre todo. Los temas con los que Cohélet se ocupa, y las preguntas que plantea, están dirigidos a aquellos que pensarían que hay algún valor real en esta vida, incluyendo posesiones, fama, éxito o placer.
    La sabiduría misma es desafiada, pero – la locura es condenada.
    En el Evangelio de hoy, Jesús también está dando una parábola que habla de la insensatez de pensar en este mundo como de cualquier importancia suprema.
    San Pablo, hoy en día, nos da una respuesta a todas estas preocupaciones cuando dice muy sencillamente: " Pongan todo el corazón en los bienes del cielo, no en los de la tierra,". ¿por qué? " porque han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios."
    Creo que este es uno de los problemas a los que nos enfrentamos en nuestra sociedad moderna. Hay tanta gente apegada a las cosas de este mundo, pero no encuentran paz en esas cosas. Esto es lo que Cohélet estaba tratando de cruzar. De hecho, un par de versículos después de nuestra primera lectura de hoy, Cohélet dice: "Todo es vanidad y correr tras viento".
    Esto es parte del problema. La gente de hoy no entiende que lo que persiguen en términos de felicidad es una ilusión. La felicidad es sólo una emoción. La alegría, sin embargo, es una virtud de Dios. Permítanme repetirlo: la felicidad es una emoción, la alegría es una virtud.
    Ahora, no hay nada malo con la felicidad, pero es algo que es muy débil en comparación con la virtud de la alegría. Esta última semana celebramos el día de la fiesta de San Ignacio de Loyola. Esta es la verdad que descubrió. Durante un tiempo encontró una felicidad en las cosas de este mundo. Pero descubrió la alegría en la que los santos vivían al leer sus vidas. Así que comenzó a perseguir la alegría en lugar de la felicidad.
    Todo el libro de Cohélet, llamado Eclesiastés, es una crítica, y sarcástica, de personas que se centran en este mundo solamente. Es por eso que él dice que "todo es vanidad y correr tras el viento".
    Pero, como dije, San Pablo nos ofrece la solución a esto es la vanidad. No escaparemos de él si buscamos las cosas de este mundo. No escaparemos de ella persiguiendo siempre algún tipo de perfección terrenal, que es gran parte de la industria de "mirar joven". ¿Cuántas personas persiguen todo tipo de cosas para tratar de mantener su sentido de ser jóvenes y vitales? ¡TODO es vanidad!
    Aplicar:
    Podemos disfrutar de las cosas de este mundo, pero si nuestros corazones están en ellos, ¡seremos destruidos! ¿Qué es lo que Pablo dice? “Busquen los bienes de arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios.”
    Luego continúa en la lectura de hoy para describir otras cosas que son importantes para nosotros hacer, Y NO HACER. Por último, decir que hemos sido renovados, se ha hecho nuevo. Debido a este renacimiento, todos somos uno en Cristo – Cristo es todo y en todos.
    Es a través de él, con él, y en él, que somos capaces de encontrar la virtud de la alegría. ¿Por qué conformarse con la ilusión de la mera felicidad? La sociedad que nos rodea está llena de personas que piensan que pueden ser satisfechas por la felicidad. Pero si miran sus vidas, están corriendo tras el viento.
    ruegue/alabanza:
    El salmista nos da una simple oración. Se traduce de manera muy diferente a los ingleses: "Enséñanos a contar bien nuestros días, para que podamos ganar sabiduría de corazón. ¡Envuelva, Señor! ¿Cuánto tiempo? ¡Ten piedad de tus sirvientes!"
    A esto yo añadiría: enséñanos a perseguir la virtud de la alegría, y no contentarse con la simple felicidad que este mundo quiere presentar como la mejor de la vida.
    Jesús, no persigamos las vanidades de esta vida. Manténganos persiguiendo el gozo del cielo, ya que estamos agradecidos por los dones que nos han dado que nos dan felicidad aquí en la tierra. Ellos también, son un signo de tu bendición y de tu gozo que tienes por nosotros. Ayúdanos a no correr tras el viento. Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search