<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: May 19, 2019
  • 05-19-2019 - 5o Domingo de de Pascua
  • Listen:
  • Lectura:
    Apocalipsis 21:1-5
    Escribir:
    “Ésta es la morada de Dios con los hombres… Ahora yo voy a hacer nuevas todas las cosas".
    Reflexionar:
    Esta nueva Jerusalén se describe en otras revelaciones como un cubo. Si se colocaría en los Estados Unidos, la esquina noroeste del cubo estaría en la esquina noroeste de Dakota del norte. La esquina sureste llevaría en casi toda la Florida. ¡ Esa es una gran ciudad!
    El próximo fin de semana, escucharemos la ciudad descrita aún más con varias piedras preciosas que componen las paredes y las puertas de la ciudad. Las calles están pavimentadas con oro. En otras palabras, todas las cosas que se ven como valiosas aquí en la tierra, son tan comunes, o carecen de cualquier valor, que se utilizan para edificar la ciudad eterna de Dios.
    Pero esta ciudad también se describe como tan hermosa como para ser comparada con una novia lista para su boda. He perdido la noción de cuantas bodas he hecho como sacerdote. Pero creo que nunca he visto una novia que no era hermosa, cada una a su manera.
    Más temprano en el libro de Apocalipsis, después de escuchar el derrocamiento de las bestias que son representativas del mal y de Satanás, escuchamos acerca de la fiesta de bodas del cordero. Jesús es el novio. La iglesia es su novia.
    Y en nuestra lectura este fin de semana, escuchamos a Dios hablando desde su trono "he aquí, hago todas las cosas nuevas!" Es la culminación de todo lo que Dios había planeado. No importa cuánto Satanás y otros males intentaron destruir el plan de Dios, nada podría interponerse en el camino.
    Para aquellos de ustedes que vieron La Pasión de Cristo, ¿recuerdan que estas palabras fueron las palabras que Jesús le habló a su madre cuando lo conoció en el camino al Calvario? "¡ He aquí que hago nuevas todas las cosas!" Esta frase fue colocada en la película de nuestra lectura aquí en el libro de Apocalipsis, aunque, a nuestro saber, no fue dicho por Jesús en el camino a su muerte. Pero encaja.
    Aplicar:
    así que... Estamos llamados a ayudar, a nuestro modo, en la edificación de la nueva Jerusalén. ¿Qué podemos aportar a una ciudad tan gloriosa? Esta ciudad, construida a partir de las cosas preciosas de este mundo como si fueran bloques de construcción comunes, será la cosa más hermosa que jamás veremos, excepto por el rostro de Dios. Así que pregunto de nuevo, ¿qué podemos contribuir a esa gloriosa ciudad?
    Ya lo he dicho antes. Pero estoy seguro de que tengo la comprensión correcta aquí. Lo que contribuimos a la nueva Jerusalén son los ladrillos de nuestras buenas obras, y el mortero de nuestras virtudes.
    En una historia del Evangelio, Jesús les dice a sus discípulos que él va a preparar un lugar para ellos, para nosotros. ¿De qué estarán hechos nuestros hogares? Los ladrillos de nuestras buenas obras, el mortero de nuestras virtudes, y la madera de la Cruz. Estas son las cosas preciosas que encontraremos en la ciudad de Dios que son más importantes que las gemas, o el oro. Y Jesús está tomando todas estas cosas que hemos hecho y convirtiéndolos en parte de la gloriosa ciudad de Dios que estamos llamados a habitar por toda la eternidad.
    Recuerden esto: Dios hace que nuestras buenas obras y nuestras virtudes sean lo suficientemente santas como para durar por toda la eternidad, porque se hacen en unión con la Cruz de Cristo. Esta es otra parte del mensaje completo del libro de Apocalipsis. Se remonta al primer par de capítulos cuando Juan oye a Jesús hablar palabras de aliento y corrección, a 7 iglesias o ciudades diferentes. Nos habla el mismo aliento de hoy, para que tengamos un lugar preparado por él que se compone de los ladrillos de nuestras buenas obras, el mortero de nuestras virtudes, y la madera de la Cruz.
    ruegue/alabanza:
    Señor Jesús, hay tanto en el libro de Apocalipsis que causa una confusión considerable. Pero lo has usado para causar santidad a los que escuchan. Ayúdanos a volver nuestro corazón a la santidad que este mundo necesita para comprender mejor y abrazar las maravillas de tu amor.
    Ayúdanos a ser instrumentos de tu santidad para que podamos construir lo que necesites en esta tierra Anticipándonos a la gloriosa esposa de Cristo, la nueva Jerusalén. Has dicho que haces todas las cosas nuevas. Hacernos nuevos, no por nuestro bien, pero para que la gloria que es tuya pueda brillar a través de nosotros para que el mundo llegará a saber quién eres. Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search