<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Jan 20, 2019
  • 01-20-2018 - 2o Domingo del Tiepmo Ordinario
  • Listen:
  • Lectura:
    Juan 2:1
    Escribir:
    El verso de apertura completo del Evangelio dice: “Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea…”
    Reflexionar:
    ¿Por qué el tercer día? Para entenderlo, tenemos que dejar atrás el comienzo del Evangelio de Juan. El Evangelio de Juan comienza con la misma frase que el libro de Génesis comienza con: "al principio". Luego, a través del primer capítulo de Juan, oímos de cuatro días de paso en los que escuchamos la historia de Juan el Bautista, y la llamada de los primeros apóstoles.
    Luego nos enfrentamos tres días después, haciéndola siete días en la historia del Evangelio de Juan. El libro de Génesis se enfrenta a seis días de la creación, y entonces Dios descansó en el séptimo día.
    Sin embargo, aquí en el Evangelio de Juan, el séptimo día es un banquete de bodas. Esto no es accidental. El libro de Apocalipsis habla de la gran fiesta nupcial del cordero. Y Juan también escribió el libro de Apocalipsis.
    Entonces, en efecto, Juan está anunciando la re-creación de la humanidad en términos de la sagrada boda entre Dios y de todos nosotros. Dios la creación inicial, basado en la realización de los siete días, es un pacto lazo entre Dios y nosotros, en las personas de Adán y Eva. Pero se rompió el pacto bond, y hemos venido padeciendo desde que desde entonces.
    Ahora, debido a Jesús, este Pacto se hace nuevo – de hecho, lo llamamos el Nuevo Pacto. Es el pacto sellado por la sangre de Jesús, que recibimos en forma de vino. Y Jesús transformó el agua en vino en este tercer día.
    Lo hace a petición de su madre. Y Jesús se refiere a su madre como "mujer", que es la manera en que Eva fue referida en el libro del Génesis.
    ¿Ves cómo todo esto se pliega en la sola idea de que Dios quiere un pacto de matrimonio con la humanidad? La relación del matrimonio y la paternidad revelan las formas más íntimas y completas de amor que nosotros, como seres humanos, podemos entender. ¡ Y esto es lo que Dios nos ha dado!
    Aplicar:
    Entonces, ¿qué vamos a hacer? Dios quiere que entendamos que él desea una relación amorosa con nosotros. Y ningún asunto de amor ordinario. Pero un asunto de amor que es más fuerte que cualquier matrimonio, más protector que cualquier padre, y más lleno de gozo en esta vida y en la vida venidera de lo que posiblemente podamos imaginar.
    Como un aparte, también debo decir que la alegría en esta vida no significa que no habrá juicios, pero sí significa que tendremos la confianza de la presencia de Dios con nosotros.
    Así que esta alegría es una virtud que Dios nos da que trasciende la tumba. Es parte de lo que permanecerá con nosotros por toda la eternidad. Así que tenemos que perseguir la alegría – no la felicidad, como es a menudo el vértigo de un exceso de vino, o alguna otra de esas búsquedas mundanas.
    No, la alegría supera en gran medida la felicidad de este mundo. San Ignacio de Loyola encontró esto en su obra mientras leía las vidas de los Santos. Es esta búsqueda de una vida de fe que nos trae una alegría genuina y virtuosa.
    Sí, algo de alegría está en cada felicidad mundana, pero demasiadas personas están persiguiendo sólo la felicidad en estos días sin reconocer el poder de la alegría. Creo que aquí es donde Jesús mostró a sus discípulos. Creo que esto es lo que mostró a los invitados de la boda. Creo que es lo que nos ofrece hoy.
    ruegue/alabanza:
    Señor Jesús, transformas agua en vino para la felicidad de los invitados de la boda. Transforme nuestras vidas de la simplicidad del agua al esplendor del vino; de buscar sólo este mundo para buscar sólo su Reino; de agarrarse a las pajas de esta vida para agarrar al autor de la vida.
    Transforma nuestros corazones para recibir todas las virtudes que tienes para que vivamos. Ayúdanos a vivir, especialmente en tu gozo mientras estamos aquí en la tierra, para que un día podamos disfrutar de todo lo que tienes que ofrecer en tu banquete de bodas. Cuando el vino no se seque, y la alegría no será sólo por un tiempo.
    Ayúdanos a mirar hacia adelante las promesas que revelas en Caná, y que continúes revelando a nuestro corazón lo que será el cielo. Mantennos fieles a buscar por ti ahora, que estaremos contigo para siempre. Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search