<< Home > << Weekend Homilies
Weekend Homilies
A listing of recent homilies delivered at my parish.
Una lista de homilías recientes entregadas en mi parroquia.
To Subscribe, copy the url below to your favorite podcatcher...
copy the url to your podcast reader  
  • Pub Date: Dec 02, 2018
  • 12-02-2018 - Primer Domingo de Adviento
  • Listen:
  • Lectura: Lucas 21:34-36
    Escribir:
    Estén alerta, para que los vicios, con el libertinaje, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerá de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.
    Velen, pues, y hagan oración continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre.
    Reflejar:
    ¡Feliz Año Nuevo! Lo sé, lo digo cada año, pero el advenimiento comienza nuestro nuevo año litúrgico. Y, como de costumbre, la iglesia comienza nuestro nuevo año recordándonos que debemos estar listos para el fin de los tiempos.
    Acabo de leer lo que vamos a esperar: la gente morirá de miedo mientras miran lo que viene al mundo. No será un momento cómodo para NADIE. Jesús nos advierte que este regreso de su voluntad será tan dramático, tan intolerante, que será difícil ponerse de pie y enfrentarse a él.
    Él nos dice "párate erguido y levanta la cabeza, porque tu redención está cerca". Pero también será un "asalto a todos". Hay muchos lugares diferentes en los Evangelios donde Jesús nos emite una advertencia acerca de estar listos. La temporada de Adviento está destinada a ayudarnos a prepararse, no para la Navidad, sino para el regreso de Jesús.
    Como me he estado preparando para este fin de semana, sé que esto parece haber sido un tema que sigo repitiendo. Pero tengo que hacer la pregunta una vez más: "¿Están listo?"
    Jesús nos dice que si permanecemos conformados a este mundo, vamos a encontrarnos no listos, sino somnolientos y ansiosos y nos sorprenderemos a su regreso. La sorpresa será probablemente porque la gente está pensando: "¡tengo todo el tiempo del mundo!" ¿Pero lo que si regresa antes de que esté listo para ello? Recuerden la historia de las cinco vírgenes sabias y las cinco insensatas?
    Esta es la urgencia del Evangelio. No nos atrevemos a decir "han sido 2000 años, así que tenemos más tiempo". Usted no sabe la hora, o el día que Jesús volverá o cuando él le llamará por su nombre fuera de esta vida.
    Creo que el mayor desafío que Jesús nos da en el Evangelio de hoy es "estar erguido y levantar la cabeza porque tu redención está cerca". Va a ser un momento terrible cuando Jesús regrese. ¡ Pero él nos insta a estar listos! Hacemos todo tipo de preparativos para muchos tipos de celebraciones a lo largo del año, desde cumpleaños, hasta acción de gracias, a Navidad, a Pascua – podría nombrar más, pero ¿cuánta preparación estamos haciendo para el final de nuestra vida o el fin de los tiempos?
    Aplicar:
    La razón por la que estamos aquí, hoy, ya sea en el frente de nuestras mentes no lo es, es que queremos estar preparados para lo que está por venir. La iglesia, en su sabiduría, nos ha dado cada año dos grandes temporadas, para recordarnos a nosotros mismos nuestra necesidad de Jesús, y su misericordia.
    La Cuaresma es un tiempo cuando recordamos la magnitud de nuestros pecados y qué cuestan a Jesús. El advenimiento es un momento en el que recordamos la realidad de que este mundo no es nuestro hogar final. Nuestro evangelio de hoy nos recuerda que debemos construir un hogar, no para este mundo, sino para el cielo. ¿De qué estará hecha nuestra casa en el cielo? He dicho esto antes: los ladrillos de nuestras buenas obras, el mortero de nuestras virtudes, y la madera de la Cruz.
    Si seguimos haciendo ladrillos, si seguimos preparando el mortero, si sabemos lo que significa depender de la madera de la Cruz, no nos volveremos soñolientos, ni ansiosos, ni nos pillaremos por sorpresa. En su lugar, nos mantendremos erguidos, porque sabemos que nuestra redención está cerca. Y no tendremos miedo a las tribulaciones que son inminentes. Pero seremos capaces de estar delante del hijo del hombre.
    Orar/alabanza:
    Señor Jesús, al comenzar nuestra temporada de Adviento, envía tu Espíritu Santo a cada uno de nosotros para que a partir de este día luchemos por ser encontrados buscándote al final de nuestra vida, ya sea que venga en nuestro tiempo personal , o al final de los tiempos. Haz de este advenimiento un tiempo de purificación para nuestros corazones, para que estemos listos para erguirnos y levantar la cabeza y no avergonzarnos de ser llamados tus siervos, tus amados hijos.
    Queremos estar listos para estar frente al mundo y a ti. Ante el mundo, para proclamar tu salvación; y antes de oírte decir bien hecho siervo bueno y fiel. Entra en la alegría de tu maestro. Amén.
sort
Subscribe & Follow


Google Reader or Homepage
Add to My Yahoo!
Keyword Search